viernes, 13 de abril de 2018

Colección Nippur de Lagash Volumen 1: Historia para Lagash


Nippur de Lagash. Uno de los personajes más celebres de la historieta argentina, inconseguible hace años más que en esporádicas ediciones: tres tomos de Doeyo, un intento de comic-book hecho por Símbolo/Columba en el 2001. De todos sin duda el más digno fue el de ECC de España pero quedó trunco después de ocho tomos, no se sabe bien si por bajas ventas, por el costo de armar la edición o por desacuerdos con Robin Wood Productions. En fin, hace unas semanas se anuncia una nueva colección con un objetivo titánico: reunir todo Nippur en 64 tomos editada por el gigante internacional Planeta DeAgostini con periodicidad primero quincenal, luego semanal en los kioscos argentinos.

Portada del primer tomo

SOBRE LA CRISIS DE COLECCIONES EN KIOSCOS INFINITOS


Este coleccionable que se suma a la huestes de los ya editados por Salvat inundando los kioscos desde hace rato me hizo rumiar sobre la necesidad compulsiva de tener EL TODO NIPPUR, el todo DC, el todo Marvel, el todo lo-que-sea unificado, a mano en el kiosco de Don Pepe, barato (en teoría) y sobre todo lujoso: tapa dura, ordenadito en el estante, todos los números seguiditos y con un hermoso dibujo en el lomo para mostrarle a todo el mundo en Internet. ¿Cuándo se hizo tan patente esa devoción al comic-objeto por encima del comic 'para leer'? ¿Porque hay que entrarle si o si a la 'colección' si gran parte del material se consigue en otras ediciones? ¿No se puede leer otra cosa por fuera de ese filtro que es el kiosco?


Estas preguntas me surgen colección tras colección que se anuncia y casi siempre me digo 'no caigo en esta, sigo de largo' pero esta vez la carnada fue muy suntuosa y ahí me tiene Don Pepe llevándole el primer tomo 'a precio promocional' y preguntado picarón '¿Te guardó los próximos?’


Por más que sé que algo de la edición no me va a gustar, por más que sé que no TODO Nippur puede estar bueno (porque nada que haya durado tanto tiempo va a tener una calidad pareja) y sobre todo porque sé que le estoy comprando un producto a una multinacional extranjera que antes que nada piensa en cómo aprovechar al máximo los kioscos, que ya tiene cocinado más de la mitad de los tomos y seguro están pensando en editar 'Corte & Confección: La colección definitiva' en unas semanas...a pesar de todo eso, mi yo inocente cierra los ojos, saca gustoso la billetera y le pide a Don Pepe que le guarde el resto. Porque es así, a veces la pasión (y sobre todo el cebamiento) no entienden de razones.


SOBRE ACCIDENTES E INCIDENTES DE LA EDICIÓN Y LA COMIC SANS WAR

¿Qué puedo decir de este tomo a medida que lo voy abriendo? En las charlas de seguridad que tengo en mi laburo remarcan la diferencia entre accidentes e incidentes. Los primeros son evitables tomando medidas de precaución, los segundos son sucesos espontáneos sobre los que no hay control. Si cruzas mal la calle y te atropellan es un accidente, si un loco te tira el auto encima es un incidente. Bien, el tomo de Nippur no tiene errores accidentales graves. Hay dos bloques de texto que quedaron solapeados como uno solo, eso es un accidente por descuido en las transcripciones para el nuevo rotulado. No hay colores negros mal graduados, ni páginas en baja resolución o mal ordenadas o mal montadas... o sea el tipo de mocos que suelen cometer otras colecciones y que por lo general levantan mucho menos revuelo en redes sociales. El formato y encuadernado es impecable, casi del mismo tamaño de las revistas de Columba originales; es muy linda la laca sectorizada en la tapa pero más importante que el arte se luce con este tamaño.


Lo que si hay es una decisión de alguien con poco criterio y mucha libertad, o sea un incidente, que va a marcar al menos la mitad de la colección: usar la Comic Sans, supongo que intentando que sea lo más parecido a la letra de Columba. De las d'Artagnan originales solo me acuerdo que no me gustaba un carajo la letra, pero también mirando esta imagen de comparación (gracias, Claudio Meles!) me doy cuenta que lo que más odiaba era la letra de las revistas mexicanas de Novaro o Vid, la que además de parecer letra de 'máquina de escribir' era solo mayúsculas.



Viñeta de una edición de Columba a color
Misma viñeta en la nueva edición

La Comic Sans es una letra que de comic nada, repudiada por casi todo diseñador gráfico y que incluso figura como el primer 'no usar' en los tips de varios letristas profesionales, por ejemplo en  esta guía de la empresa Comicraft.

¿Había notado su uso antes de leer las multitudinarias quejas? ¿Me molestó en la lectura? La verdad que no, pero a mí el color o las letras son cosas que me joden cuando dificultan el leer, no en sí por ser un elemento chato o sin valor artístico. Valoró a los coloristas y letristas virtuosos que aportan un extra a la obra, defenestró a los que la vuelven ilegible e ignoró al mediocre. El rotulado de Nippur cae en el tercer grupo.

Ojalá algún día haya una edición realmente definitiva de Nippur (y muchas más obras de Wood) pero si vamos a esperar pidamos algo más que un mejor rotulado; por ejemplo se puede reducir el tamaño de los globos y redibujar viñetas (no, no hay que hacer vudú en Chacarita, hay asistentes de Lucho Olivera que lo vieron dibujar y que pueden complementar su estilo), pasar todo a blanco y negro y así tener una edición con la calidad estética que amerita la obra... ¿Es demasiado? Y si, seguro requiere un costo de mano de obra y buena voluntad que a una colección de este tipo no se lo dan. Mientras tanto espero que no haya accidentes en futuros tomos y voy a leer las aventuras del Errante por primera vez. Vamos a ello...

Y A FIN DE CUENTAS... ¿DE QUÉ CATZO SE TRATA 'NIPPUR DE LAGASH'?

El primer capitulo, 'Historia para Lagash', es la piedra fundacional del Nippurverso, su Action Comics #1. En teoría fue pensado como algo único, que no tuviera continuación, la crónica de la caída de Lagash, unas de las ciudades-estado más importantes en la Mesopotamia Antigua, en algún momento del tercer milenio antes de Cristo. Pero resultó que son tan poderosas y carismáticas las presencias de los protagonistas Nippur y Ur-El (algo así como su companion o sidekick) que obvio que el público quiso saber que más pasa, que fue de ellos después del terrible clímax final, con ambos dejando Lagash en un destino incierto. Y también querés saber más de antes... ¿cómo llegó Nippur a ser general? ¿Quién es la tal Gerien que es mencionada pero nunca aparece? Es más, ¿de dónde viene el gigantesco Ur-El, una bestia blanca y rubia criada entre salvajes bien morochos?

Lo que deja clarísimo 'Historia...' es el lirismo de Wood y que tiene poca base ese vox populi de que las cajas de texto repiten lo que muestra el dibujo. Si, son unas cajas enormes que llenan todas las páginas y asustan al momento de encarar la lectura pero también son un complemento poético, nada menos que la voz en off de Nippur narrando un montón de cosas que no están en la imagen. Literalmente Nippur habla con los diálogos (y cuando se requiere con la espada, puños, etc.) pero piensa y reflexiona en los captions, es ahí donde con el correr de las páginas vemos la valoración que hace de las personas, a quien define como amigo, enemigo o amante. Y es más, cuando llegan las escenas de acción Wood afloja el palabrerío y deja que 'hable' el dibujo, pero eso es algo que se va notando más con el correr de los capítulos.

Las historias posteriores de este tomo siguen esquemas clásicos de la aventura folletinesca: Nippur y Ur-El llegan a un nuevo lugar, hay algún quilombo donde se meten sin que los llamen, lo resuelven y se suben a su barco buscando nuevos horizontes. Casi como los finales de Lucky Luke pero con un barco lleno de esclavos remeros.

La riqueza de las historias esta en los personajes más que en las tramas, por ejemplo es muy interesante la doble moral de Nippur. Si su amigo Teseo (gran personaje secundario, incluso con las ideas de justicia mucho más claras que el protagonista) va a ser sacrificado él hará lo posible por salvarlo, no importa que tenga que ir contra las costumbres y rituales de toda una civilización; pero dos capítulos antes no tuvo problema en sabotear el plan de un 'villano' para liberar esclavos y acabar con un faraón ególatra y maniático. Pero claro, el faraón lo trato rebien y tiene una hija que hace que a Nippur se le pare... el corazón.


El dibujo de Lucho Olivera es complicado (siendo amable) al comienzo... no tanto que sea un mal dibujo sino que se siente como incompleto, como que entregó solo bocetos y plantado de página. La mejora entrega por entrega es notable y el pináculo artístico es sin duda 'Minotauro', el capítulo ambientado en Creta. Las viñetas con los soldados griegos son una locura y me dejan muy caliente por ver más de Olivera dibujando a ESE nivel.



Quedó larguísima esta reseña pero quería sacar de encima varias ideas y pensamientos que me dieron vuelta por estos días, prometo que las próximas serán más breves, después de todo hay Nippur para rato.