martes, 7 de octubre de 2014

Comic: Moonshadow - J. M. DeMatteis y Jon Muth

 http://media.senscritique.com/media/000006632500/source_big/The_Compleat_Moonshadow.jpg
Guión: John Marc DeMatteis

Dibujo: Jon J. Muth con Kent Williams y George Pratt

Editorial: Primera edición de Marvel/Epic; reeditado por DC/Vertigo

Este es un comic que me termino ganando a pesar del rechazo que me generó al principio. Lo quería leer desde hace unos cuantos años sobre todo por la curiosa carrera editorial que tuvo: editado por Marvel/Epic en los 80's fue el primer comic con ilustraciones pintadas producido en USA. Años después fue rescatado por Vertigo que además de republicarlo entero con correcciones y extras a cargo de los autores editaron una continuación, "Farewell, Moonshadow".

La cuestión es que al empezar a leerlo me dio la sensación que DeMatteis abusaba mucho de los textos en los captions para contar la biografía fantástica (y en particular la llegada a la adultez) del joven Moonshadow y no le permitía explotar con todo a las ilustraciones de Muth. Y que encima le metía a la historia mucho de esa filosofía medio mística, medio new age del auto descubrimiento, del renacer de la tragedia, de la llegada de la edad, etc. que no digo que sea malo ni bueno pero si no me lo venden bien a mi me aburre un toque. Y si bien al comienzo la serie tiene muchos de esos yeites del autor para el segundo numero ya estaba enganchadisimo con lo que pudiera ocurrirles a Moon y compañia.

Acá es importante aclarar que la historia de Moon empieza con la historia de la madre en la Tierra (una hippie raptada por unas raras bolas cósmicas llamadas G´L Doses que la llevan a una especie de zoológico cósmico) y transcurre casi toda en un montón de mundos distintos pero en ningún momento el guionista tira realmente conceptos de ciencia ficción tradicional. Todos los escenarios, personajes y situaciones son muy reconocibles y tienen similitudes muy fáciles de identificar con la historia humana en general. Si en vez de planetas y naves espaciales se usaban países y aviones la historia funcionaba igual aunque sin duda seria menos surrealista. Además Muth no habría tenido la oportunidad de dibujar algunas criaturas muuuuuy raras.

Los personajes están tan bien construidos y armados que enseguida entramos como caballos en este universo nuevo pero familiar; hay guerras, tragedias, conflictos jodidos entre los personajes pero también alegrías y a través de la narración de Moon todos se nos meten en la piel. En particular la relación entre Moon y su compañero a la fuerza, Ira, esta tan bien desarrollada que realmente queremos ver como sigue el asunto.


Lo cierto es que de DeMatteis sabe muy bien lo que hace y se nota que con esta obra quiso contar algo muy especial, mucho más artístico que sus trabajos mainstream en la misma época ("Dr. Fate", los diálogos en la Liga de Giffen) y jugar constantemente con el hecho de que la literatura es fundamental en la educación de Moonshadow. De una forma muy piola engatusa al lector para que lea algo que tranquilamente podría haber salido publicado en novela con muy pocos cambios. Todos los bloques cargados de textos muy poéticos no entorpecen a un argumento que avanza no a los santos pedos pero si a un ritmo firme y constante.  


¿Y qué puedo decir de Muth? Un genio total de las acuarelas, acá por ahí no esta tan desarrollado como en obras posteriores como "El misterio religioso" pero se deja la vida en la experimentación; a veces a lápiz, por lo general con los pinceles, dividiendo la pagina en viñetas o con splash pages hermosas, el tipo pone todo. Sobre todo el tramo final, con algo de ayuda de otros dos genios del pincel como son Keith Williams y George Pratt, logra un nivel artístico increíble y con una variedad muy grande de estilos, no simplemente un fotorealismo chato y basado en fotografías como hacen ladris del photoshop hoy en día.

Si le puedo criticar algo a la fase artística del comic es que las letras de Kevin Nowlan (siiii, el ídolo entintador como letrista, un rol muy raro aunque tiene joyitas de la tipografía como el diseño del logo de "Hellboy") por momentos son desparejas para leer y sobre todo eligen el color equivocado en contraposición al fondo donde se ubican. Kevin, quédate en dibujos y tintas que es lo tuyo.

Como una apreciación muy personal,  recomiendo la lectura de "Farewell, Moonshadow", que si bien cuenta otro periodo de la vida del protagonista, ya adulto, sigue muy bien la madurez no solo de Moonshadow sino de los propios autores, con DeMatteis y Muth coordinados en contar una historia breve, contundente, muy emotiva, armada en una estructura fija de una página de texto, una de dibujo (al estilo de Neil Gaiman en "Stardust" o "Sandman: The Dream Hunters" pero años antes) con 2 páginas finales, mudas, las únicas en viñetas, que me hicieron emocionar como un condenado. Si bien la primer serie de "Moonshadow" tiene un fin marcado y concreto, creo que es a "Farewell, ...." adonde los autores realmente querían llegar y prefirieron ponerla en el banco de espera unos años para que saliera tal como querían.

No dejen pasar la oportunidad de leer en "Moonshadow" a un DeMatteis en su mejor forma, a años luz de lo que "escribe" hoy en los N52 y contando una historia muy ganchera y encima dibujada como los dioses.

3 comentarios:

Damián dijo...

Sin negar la grositud de Muth, en general su ritmo narrativo me genera aburrimiento. Uno termina pasando más tiempo apreciando lo gráfico y la historia se diluye (The Mystery Play, a pesar de contar con Morrison en los guiones, me resulta lenta y aburrida).

No me imagino esta combinación de De Matteis. Te voy a hacer caso y voy a darle una oportunidad.

Jack dijo...

Entiendo lo que decis, los estilos pictoricos no son para todos los comics en lo que a narrativa se refiere y Muth en particular es muy clasico... por eso es aun más interesante verlo en Moonshadow donde usa muchas tecnicas diferentes para crear un clima muy loco en la serie, por momentos muy realista y otras veces mas caricaturesco.

Jack dijo...

Me olvidaba, gracias por pasar y comentar!