viernes, 23 de enero de 2015

Comic: Doom. Chuck Dixon y Leonardo Manco



Guión: Chuck Dixon
Dibujo: Leonardo Manco
Editorial: Marvel Comics. Originalmente publicado como "Doom" 1 al 3 y "Doom: The Emperor Returns" 1 al 3

A ver, de a poco me voy empapando de Marvel pero los 4 fantásticos es un gran pendiente. Sin embargo de su némesis, el groso de Doom, ya había leído esa excelente historia que es "Doctor Strange & Dr. Doom: Triunfo y tragedia" así que me anime con este tomito que trae las dos miniseries que Chuck Dixon y el argentino Leo Manco le dedicaron al personaje.

El "gran" problema que me encontré es que a diferencia de la novela gráfica ya mencionada, la primer miniserie parte de una situación que se da en un numero de "Fantastic Four", termina dando el pie a otro numero de FF, la secuela arranca más tarde y nuevamente deja una puntita para la revista del cuarteto. ¿Complicado, no? Por suerte Dixon mete bastantes referencias y flashbacks como para que el lector que cayó directamente acá no se sienta perdido y disfrute la historia. Y se disfruta porque las dos miniseries están buenas a pesar de algunos apurones.

La primera me pareció la mejor ejecutada para mostrar la inmensa chapa de Doom. Arranca con el tipo literalmente en pelotas en el medio de la nada, en una situación jodida, en un mundo muy salvaje y de a poco va moviendo las piezas del tablero a su ventaja. Sobre el final de la historia vemos que en realidad no estaba en tanta desventaja porque ya tenía un montón de trucos preparados pero eso no le quita fuerza al primer tramo de la historia que es realmente Doom remando en polenta con una cucharita de plástico.
También esta primer miniserie me pareció la más lograda gráficamente por el capo de Manco, plasmando a la perfección esta especie de mundo a lo "Mad Max" donde cayó Doom. No me convencen mucho ni los colores ni como Manco a veces dibuja a la minita de la historia (Lancer) pero no deja de ser un festín para los ojos todas las escenas en el desierto, las peleas y hasta esa criatura media Cthulu que aparece en algún momento.

Vamos a la segunda historia. No me gustó tanto pero tampoco es mala. Esta buenísimo que Dixon en vez de repetir el argumento de la primer parte redobla la apuesta y lleva la historia por otro lado muy diferente que ahonda mucho más en la psicología del personaje. Y se nota que lo entiende muy bien porque los diálogos reflejan esa melancolía e insatisfacción dignas de tragedia shakesperiana mezclada con la soberbia tan característica de un buen hijo de puta.


Lo que no me copó es que la trama se va muy por las ramas cuando aparece en la historia la Zona Negativa y unos secundarios que apenas cortan y pinchan. Y lo peor es que acá no sé si porque no llegaba con el trabajo total o por simple capricho pero las tintas de las historias no las hace Manco sino Klaus Janson y otros entintadores que bajan mucho la calidad del laburo final. En vez de esos trazos sucios y cargados pero muy realistas de Manco hay un dibujo mucho más depurado, más limpio pero también más caricaturesco que para mí no pega con la atmósfera de la historia.

En conclusión si quieren leer algo muy groso del Doctor primero lean la novela gráfica de Stern y Mignola para entender a la perfección las motivaciones de este villanazo. Pero después denle una oportunidad a estas saguitas de Dixon y Manco que sin ser brillantes entretienen y muestran una faceta del personaje más alejado del rol antagónico que suele tocarle en la revista del cuarteto fantástico.

No hay comentarios: