martes, 18 de noviembre de 2014

Comic: Unknown Soldier Volumen 3. Dry Season



Guión: Joshua Dysart
Dibujo: Alberto Ponticelli
Editorial: DC Comics/Vertigo

Esta serie es una mufa terrible para la "semi" continuidad del blog; hace más de un año leí el tomo 2, empecé a escribir una review y quedo como borrador, sin más entradas por un largoooo tiempo. Ahora leí el tercer tomo y de vuelta al borrador por más de una semana pero esta vez vamos a (tratar) escribir bien. Primero aclaro que es una serie excelente, lo difícil es recomendarla.

Para empezar si lo que más te gusta de Vertigo es la onda mística, las cosas tipo "Sandman" o "Fables", seguí de largo. "Unknown Soldier" es un comic más crudo que el jamón, muy realista y (esto no es moco de pavo) ambientado en el apogeo de un conflicto bélico cien por ciento verídico: las luchas internas en Uganda entre el gobierno, el LRA (Ejercito de Resistencia del Señor) de Joseph Kony y las tribus atrapadas en medio.

El trabajo de documentación del guionista Joshua Dysart ("Swamp Thing", "Harbinger") es increíble, muy digno de los mejores autores documentalistas para mostrar los idiomas, costumbres, la geografía y hasta la fauna. Pero en vez de un recuento de la historia de esta guerra (de la que hace un resumen en el epilogo del TP) Dysart nos ofrece un thriller con mucha acción, critica social y introspección psicológica. El protagonista, Moses Lwanga, es un famoso doctor africano que regresa de su educación en EE. UU. para ayudar en los campamentos de gente desplazada. Un hecho fortuito de violencia va a desencadenar el lado oscuro del buen doctor y convertirlo en un guerrillero anónimo en una nación hundida en la violencia.

Y es ahí donde la serie se conecta con el personaje del título; el Soldado Desconocido es un viejo personaje de guerra de DC que ya había tenido un remake a cargo de Vertigo en una miniserie escrita por Garth Ennis. Desconozco si el Soldado en que se convierte Moses de alguna forma esta conectado con el Soldado de Ennis pero es muy posible porque en estos tres tomos ya se pudo atisbar que hay algo oculto en el pasado de Moses, algo muy turbio y secreto que no recuerda y que tiene que ver con la CIA y con otro personaje con toda la cara vendada. Pero por ahora el énfasis de la historia esta en los esfuerzos de Moses por proteger a los más débiles y acabar con la guerra a su peculiar manera.

De hecho en este tercer tomo cualquier mención de un Soldado previo o de los secundarios relacionados con eso (por ejemplo ese misterioso ex-agente, recluido en el culo del mundo, que anda dando vueltas desde el primer tomo y que de alguna manera quiere ayudar a Moses) apenas aparece y toda la saga "Temporada de sequia" arranca con un misterio policial, un clásico "¿quien es el asesino?" que se convierte en una saga mordaz, muy violenta y belicosa donde queda bien claro que todos buscan un beneficio en un mundo muy gris, muy ambiguo, donde todos son víctimas pero también victimarios. Incluso el Soldado.

Los personajes estan muy bien escritos, tanto Moses como los secundarios, el ritmo es vibrante sin caer en baches narrativos y encima los dibujos del italiano Alberto Ponticelli dan un salto superlativo con respeto a los tomos anteriores. Creo que la diferencia esta en que empezó a dibujar con color directo, sin entintar. O por ahí solo cambio de colorista, como sea el salto es monumental. Ahora los trazos son menos definidos pero los rostros y cuerpos mucho mas expresivos, mas plasticos y se transmite mucho mejor el clima denso de la historia; esa sequia y calor en la que transcurre la historia se siente a flor de piel. Y hay momentos que el Soldado parece dibujado por Richard Corben. Muy pero muy groso.

Recomiendo mucho la lectura de esta serie que requiere cierto estomago pero vale mucho la pena si se es fan o simplemente quieren leer un comic de guerra crudo y realista.

No hay comentarios: