miércoles, 29 de octubre de 2014

Comic: The Vynil Underground Volumen 1. Watching The Detectives


Guión: Si Spencer
Dibujo: Simon Gane y Cameron Stewart. Portadas de Sean Phillips
Editorial: DC/Vertigo


Una serie de Vertigo que por ahí tenía tirado el primer tomo y no sé si en algún momento comprare el segundo. Posiblemente si porque me gustó el dibujo (Simon Gane con tintas de un groso como es Cameron Stewart) y me gusta como el guionista Si Spencer describe a la verdadera protagonista de la historia: la ciudad de Londres. Llena de violencia, encanto y sobre todo mucha magia oculta en su entramado multicultural, Spencer hace la ciudad parte fundamental de la trama y demuestra un gran trabajo de documentación y a los lectores nos da ese gustito extra (que en este caso solo disfrutaran los que fueron de visita o los ingleses) de reconocer las locaciones que suma mucho en la lectura. ¿O me van a negar que entre las muchas cosas grosas de "El Eternauta" una de las mejores no es reconocer a la cancha de River, Barrancas de Belgrano, Vicente López, etc.? Igual ahí termina la única comparación posible.
La principal falla del comic me parece que es el cast. Como dice David Lapham en la intro del TP, parece que Spencer tiro un montón de palabras en una licuadora y lo que salía iba definiendo a los personajes. Así tenemos un equipos de detectives de lo sobrenatural donde nadie es policía pero si hay un DJ hijo de un crack del futbol, un supuesto pedófilo que tiene premoniciones, una stripper forense que asegura ser virgen (y nosotros le creemos tanto como a Wanda Nara) y una princesa africana estudiante de "psicogeografia". Morrison, chúpate esa mandarina.

El problema es que los personajes pintan groso, tienen un montón de detalles coloridos.... pero ninguno me cayó realmente bien y encima la trama policial/mística se resuelve casi por una serie de coincidencias. Igual lo que más me reventó es que casi todo esta contado desde el punto de vista del plomo de Moz (el DJ) que apenas tiene gracia cuando (al menos en este tomo) la que pela toda la chapa, los diálogos copados, la tensión dentro del grupo, los avances importantes en la investigación y hasta todas las piñas es Leah, la stripper. Y si, también pela las gomas. Y encima esta buena. Porque Gane y Stewart son dibujantes mas tirados a lo funny pero a las chicas las dibujan muy lindas y sexys sin necesidad de hacerles supermelones de pechos o piernas de 300 metros. En estilo el dibujo me recordó mucho a Phillip Bond, un clásico de Vertigo, pero mucho más fluido y agraciado.

Para ser un tomo presentación no está mal, la propuesta de policial con toques sobrenaturales insinuados (por ejemplo se habla mucho de magia negra pero en ningún momento aparece un demonio) me pareció interesante y el dibujo me gustó mucho; los personajes no tanto pero también hay que tener en cuenta que este tomo fue una saga de presentación. El tema es que dudo que Spencer haya podido desarrollar mucho más en los otros 6 números que duro la serie. Veremos.... 

No hay comentarios: