miércoles, 6 de junio de 2012

Comic: Vertigo Resurrected. Finals

Guión: Will Pfeifer
Dibujo: Jill Thompson
Editorial: DC/Vertigo (originalmente publicado como Finals 1 - 4)

Sinopsis: Los estudiantes de ultimo año de Knox State solo tienen un objetivo: sobrevivir a los proyectos finales de los otros estudiantes (maquinas del tiempo, "cine hiper-realista" y robo a mano armada solo de ejemplo) y a los propios.

Review: Antes que nada una pequeña aclaración del titulo, Vertigo Resurrected es una serie de especiales de 100 paginas que traen material de la editorial que ya esta descatalogado o nunca se había impreso en recopilaciones. Una forma practica y barata de tener pequeñas joyitas como la que toca hoy.

Para mi el humor negro es uno de los más jodidos de hacer por todo el balance que hay que mantener entre sus ingredientes: los personajes tienen que pasar por situaciones jodidas pero también muy delirantes , la violencia y la sangre no pueden irse de mambo porque el resultado es tan morboso que se va para el lado de lo dramático y las situaciones tampoco pueden ser tan pelotudas y livianas como para ser un gag de los tres chiflados. El caballero negro de los Monty Phyton con sola una pata diciendo "es solo un rasguño, sigamos peleando" me parece la síntesis perfecta del humor negro.

Por suerte Will Pfeifer (un guionista muy apto que le conozco solo dos laburos largos: el ultimo tramo de la serie de "Catwoman" que empezó Brubaker y sobre todo la excelente serie "H.E.R.O." que nadie le dio bola) la tiene muy clara y "Finals" es una cátedra del humor más negro, el que incluye la sátira social, en este caso a las instituciones educativas primarias y las presiones que se ven sometidos los estudiantes que están por egresar, que sienten que toda su vida va a quedar definida por la nota final. Bue, en este caso puede ser muy literal la frase.

El mejor hallazgo de Pfeifer es que no hay protagonista conciliador o que trate de evitar las desgracias. Como mucho lo más parecido al personaje central, Wally, que no tiene idea de que hacer para su proyecto pasa gran tiempo con sus compañeros de habitación y funciona de testigo de cada quilombo (ensayos de sectas, terrorismo, un flaco que empieza a comportarse como un neanderthal, etc) en que se meten los demás pero sin juzgar ni nada. Los únicos que pueden llegar a chillar por tanto bardo son la pobre gente común que vive cerca de la universidad y que solo ruega que no hagan explotar una bomba atómica (otra vez) Pero solo eso, no hay personaje de importancia que juzgue o se horrorice y mientras el proyecto del tipo de al lado no me parta la cabeza yo sigo en el mio. Esa indiferencia a lo bestial tratada como la cosa más normal del mundo es de lo más graciosa sumado a diálogos breves, picantes y con buenos remates. Es un comic que se lee rapidísimo y se disfruta mucho, durando lo que tiene que durar sin exprimir de más ni estirar a lo insoportable una idea simpática.

Y el acompañamiento de los lapices de Jill Thompson es perfecto, tiene ese onda de personajes estilizados como usó en "Sandman: Vidas breves" pero con unos gestos y rostros que realzan la parte cómica de las caracterizaciones y no resulta desagradable ni chocante en las (muchas) escenas de accidentes o violencia. Lastima que no hace el color porque si todo el interior estaba dibujado como cada portada (pintadas por completo) esto hubiera sido orgásmico.

Realmente hay que agradecer a Vertigo por la posibilidad de redescubrir esta joyita subvalorada en su momento a un muy buen precio.

No hay comentarios: