jueves, 31 de mayo de 2012

Cine: Ghost Rider. Espíritu de venganza


Titulo original: 2011
Año y origen: 2011, USA/Emiratos Arabes

IMDB  
Dirección: Mark Neveldine & Brian Taylor
Guión: Historia de David S. Goyer, guión de Goyer, Seth Hoffman y Scott M. Gimple

Elenco: Nicolas Cage, Violante Placido, Ciarán Hinds, Idris Elba, Johnny Whitworth


Sinopsis: Aunque intenta esconderse en Europa del Este, a Johnny Blaze (y su lado demoníaco) le piden que ayude a evitar que el diablo tome forma humana



Review:  Y bue, el Rider es una de esas licencias de personajes menores que Marvel tiene vendidas por ahí sin poder recuperar para el gran MCU (Marvel Cinematographic Universe) que construyeron en la franquicia "The Avengers" y los buitres de los productores ponen algo de dinero para films de bajo presupuesto que casi siempre terminan con mejor suerte en DVD que en el cine. Solo de esa forma se puede explicar que el Rider tenga no una sino dos películas.

Igual ojo, esta es la buena. ¿Es remake?¿Secuela? Un poquito de todo, es lo que hoy en día algunos llaman "reboot encubierto": se mencionan partes importantes de la peli anterior, el protagonista es básicamente el mismo (personaje, no siempre actor) y no cuentan de vuelta toda la parte del origen sino un rápido resumen al principio, una forma rápida de enganchar al espectador en el personaje que ya definió la peli anterior pero cambiando suficientes cosas para poder contar una historia nueva sin tener que preocuparse de contradecir lo anterior. De esa forma Johnny Blaze sigue siendo el nabo con la cara de Nicolas Cage que firma un pacto con el diablo y (como era de esperarse) este lo caga uniéndolo a un demonio que consume almas como si fueran chocolates. Pero con sutiles cambios: el pacto es hecho con un tal Roarke en lugar del Mefisto de la primer peli (y que tiene toda la chapa en los comics) y es un poco distinta la dinámica Blaze/Rider.

Y eso ultimo es lo mejor de la peli, en vez del sufrido constante que solo libera su mitad siniestra en momentos jodidos, Blaze la juega de malhumorado que no quiere estar cerca de nadie pero que en el fondo es canchero y le gusta eso de convertirse es un monstruo jodido pero que si lo controla puede servir para el bien. Una especie de Bruce Banner que se las sabe todas. Otro cambio es que ahora el coñemu es mucho más siniestro, con menos digitalización y un look más grotesco y barroco que lo hace muy interesante visualmente.

¿La historia? Bien gracias, una mezcla de "Terminator 2" con "La profecía" más algunos monjes guerreros (incluyendo un Christopher Lambert todo tatuado y rapado); esto es el Motorista Fantasma, no Shakespeare, así que no pidan mucha lógica ni nada parecido.

Lo importante de verdad es que en vez de querer hacer un filme serio y respetuoso con un personaje de la B comiquera como era (o mejor dicho, intentaba ser) la primer peli, acá los realizadores (los mismos de otro delirio cero argumento, "Crank, veneno en la sangre") se toman todo en joda; este espíritu de la venganza es un motherfucker que tiene un lanzallamas de pija y si uno le sigue la corriente sin darle bola a la "historia" o las malas actuaciones, la verdad que va a pasarlo muy bien.

Al final Ghost Rider terminó divirtiéndome con una peli que no daba 2 mangos y espero que le den (pronto, no en cinco años como pasó en este caso) otra oportunidad con los mismos realizadores, el mismo peluquín para Cage (por suerte esta vez no repitieron el error del "pechito" de goma) y las mismas ganas de entretener. Y si lo vuelven a meter a Mefisto mejor aún.


Calificación:  


No hay comentarios: