jueves, 20 de agosto de 2009

Nota: Arkham Asylum

Ya que el nombre de este asilo sea un homenaje a las historias de H. P. Lovecraft nos da un indicio de que cosas muy normales no ocurren ahí; tiene una magia única y terrible, como si los pacientes (dementes peligrosos y alienados, casi todos provenientes de las sagas "batmanianas") dejaran su locura marcada en las paredes, como si cada persona que se desempeñe ahí terminara tan afectada como los internos que tiene que tratar.

¿O acaso no es ahí donde la respetable doctora Harlene Quinzell decide dejar una vida monótona y aburrida para convertirse en la novia del Joker?

La historia del asilo ya esta marcada por sangre y locura desde su fundación y eso se ha podido ir viendo en distintos especiales, de los cuales estos son para mí los más importantes:

1- Arkham Asylum, a serious house on serious earth: impresionante graphic novel escrita por Grant Morrison e ilustrada (conste que no dije dibujada, acá hablamos de un trabajo donde cada cuadro es una obra de arte) por Dave McKean. Como dice el propio Morrison en una nota por el 15° aniversario de la publicación original (1989), quiso contar una historia diferente, algo más cercano a un oscuro film independiente que a los blockbusters hollywoodenses que suelen parecer la mayoría de los comics de superhéroes.

Cuando el gato no esta, los ratones salen a jugar o, en este caso, los “locos” (entre comillas porque acá más que nunca, la locura es un estado muy relativo) toman el control del asilo, al staff de rehén y quieren a Batman adentro. Obvio, un tipo que se viste de cuero negro y sale a golpear gente de noche solo puede estar en un manicomio o en un bar sadomasoquista.

Mientras el héroe va recorriendo el edificio encontrándose con las versiones más bizarras jamás vistas de Maxie Zeus, Scarecrow, Killer Croc y otros (en particular el Joker y Two Face tienen mucha importancia) los lectores vamos conociendo la trágica vida de Amadeus Arkham, quién convirtió su casa familiar en el asilo pero terminó sus días encerrado él mismo.

Una historia llena de simbolismos y vueltas de tuerca que vale mucho la pena leer.

2- The last Arkham: entre los grandes guionistas (y muchos verduleros) que llevaron la batuta del murciélago durante años, el escocés Alan Grant es uno de los mejores. Tan bueno es su trabajo que la DC le dio su propio titulo de Batman, 'Shadow of the Bat', donde podía contar historias más psicológicas y divertirse con los personajes que creó. En la saga que abarca los primeros cuatro números nos muestra un asilo reconstruido donde Batman finalmente cayó internado.

Grant también nos presenta dos personajes que al día de hoy siguen vigentes: Jeremiah Arkham, nuevo administrador del hospicio y sobrino de Amadeus y Mr. Zsaz, un psicópata que se hace un corte por cada victima (y tiene muchas cicatrices).

Al comenzar la historia Zsas ya se encuentra internado (nunca se reveló su primer encuentro con Batman) y desde su aislamiento lo convence a Arkham para que torture al hombre murciélago, otra que Hannibal Lecter (aunque se nota que el caníbal tuvo mucho que ver en la inspiración de Grant).

No les cuento más de la saga porque realmente vale la pena leerla, aunque sea en edición de Vid; además esta muy bien dibujada por el maestro Norm Breyfogle.

3- Arkham Asylum, Living Hell: es una miniserie a cargo de Dan Slott (autor más vinculado con Marvel, donde escribió excelentes historias de She-Hulk y Howard the Duck dibujadas por el argentino Juan Bobillo) y Ryan Sook, un dibujante que en algún momento tuvo una sobredosis de Mike Mignola pero hoy en día tiene un estilo muy copado.

La historia es contada desde diferentes puntos de vista, tanto de pacientes como del personal del hospicio, mientras que el protagonista, o mejor dicho el hilo conductor de la trama, es un corrupto inversor que intenta zafar de un juicio por fraude alegando locura. El juez no tiene un pelo de tonto y ya que le tiene que aceptar la declaración, lo manda a Arkham. De más esta decir que el tipo se arrepiente al toque pero ya es tarde, para el final de la historia, Warren White se convirtió en un nuevo bativillano, “The great White Shark” (el gran tiburón blanco).

Como dije, la historia es compleja y cada capitulo se enfoca en un personaje diferente, incluyendo a Jeremiah Arkham (quién sigue a cargo a pesar de terminar casi pirado por una de las tantas fugas masivas del lugar), guardias de seguridad (a través de quienes vemos lo duro que es tener que contener todos los días villanos como Killer Croc y en cierta forma se nos explica porque el asilo es tan proclive a las fugas) y médicos. También hay nuevos villanos, de los cuales uno de los más importantes es Jane Doe, una mujer sin piel que se puede disfrazar virtualmente de quién sea.

La historia es muy entretenida, aunque un poco estirada y al final se desinfla un poco, sobre todo cuando empieza a tomar fuerza la trama “demoníaca” a la que hace referencia el titulo.

4- Battle for the cowl, especial Arkham Asylum: desde ‘Living Hell’ hasta acá hay varias historias más en el hospital, como un especial de ‘Underworld Unleashed’ escrito por Alan Grant, un par de números de ‘The Creeper’ y otras… ¿Entonces por que enfocarme en un especial de una saga tan berreta como ‘Battle for the cowl’? Justamente porque en medio de un montón de revistas mal escritas, mal dibujadas y “pensadas” solo para mover un poco el avispero después de la muerte de Batman, este especial escrito por David Hine (otro autor generalmente asociado con Marvel) y dibujado por Jeremy Haun es una joyita total.

El especial, como no podía ser de otra forma, lo protagoniza Jeremiah Arkham y nos lo muestra volviendo al asilo después de la destrucción (y van…) orquestada por Black Mask pero lo importante es que el administrador ya esta cansado de intentar salvar la mente de pacientes que solo se quieren hacer una alfombra con él y ha abandonado casi toda su voluntad; su único consuelo eran los pacientes aislados por su propia seguridad, un trío de freaks trágicos e indefensos… y ahora parece que eso también se fue.

Pero dos hallazgos le devuelven la esperanza; primero los planos de un “nuevo asilo” imaginados por su propio tío y que hablan de un lugar realmente dedicado a sanar a los pacientes y no solo aislarlos de la sociedad; y por ultimo, descubrir que sus tres pacientes consentidos siguen vivos y sanos en el subsuelo de la instalación.

Jeremiah se reanima y promete reconstruir Arkham, pero la ultima viñeta, donde el paciente apodado “Noface” por su falta de rasgos faciales se pinta una cara igualita a la del Joker, ya es un muy mal augurio.

Como era de esperarse, esto queda reabierto y gracias a las buenas criticas, el mes que viene empieza una nueva miniserie, ‘Arkham Reborn’, con guiones de Hine y dibujos de un tipo muy zarpado, Frazier Irving. Esta es la portada del primer número:
Como verán el viejo y siniestro asilo aún tiene mucho que contar. Y no solo en comics; además de su importante aparición en 'Batman Begins', en Agosto sale un USA un nuevo videojuego, 'Batman: Arkham Asylum', el primero del murcielago que toma historia y diseños de los comics y no de otros medios.
La verdad que aunque no soy muy fan de los fichines, la pinta es muy buena.

No hay comentarios: